TÚ, YO, LOS CAMBIOS Y LA SOSTENIBILIDAD! 🌳

Sostenibilidad
Definitivamente aún no comprendo por completo el concepto de sostenibilidad… pero el no saberlo todo no me detiene para hacer cambios que en mi mente resuenan como lógicos y sobre todo urgentes.
.
Llevar una vida sana y sostenible no es algo que puedas hacer de un día para otro, se requiere de tiempo, practica, amor, paciencia, ingenio, ganas y toneladas de curiosidad. Pero basta con empezar a escuchar el corazón y sobre todo a tu intuición para que te decidas a dar esos pequeños pero super significativos pasos para lograrlo.
A mi me ha tomado 5 años llegar a este punto, y me tomará toda la vida seguir mejorando e integrando cosas que por el momento desconozco. Pero como te decía, el no saberlo todo no me detiene, al contrario, siempre quiero saber y experimentar más, porqué sé que detrás de lo que ya conozco o que reconozco como “establecido” hay un mar infinito de información, mejoras e innovación.
Mi cambio empezó cuestionando lo que ponía en mi plato, y el tiempo y mi curiosidad me llevaron a cuestionar lo que ponía en mi piel, en casa, y ha llegado el punto en el que me cuestiono de dónde viene y a dónde va todo lo que consumo y en quienes tiene efecto. Ahora me cuestiono mi verdadera necesidad de las cosas, las valoro, las cuido más (tanto de dónde vienen como su durabilidad y propósito), porqué sé que significa que se extrajeron recursos naturales del planeta, recursos que quizá le estoy arrebatando a alguien más necesitado que yo… definitivamente no quiero abusar de mis privilegios.
 
He dejado de ver mi vida como sólo mía y ahora mi perspectiva es mucho más amplia. Sé que lo que como, compro, consumo, uso, hago o dejo de hacer, impacta en una línea directa en la naturaleza, los animales, los seres humanos, en mi salud y en la tuya… “La materia no se crea ni se destruye, solo se transforma”… Ahora me siento parte de la tierra, del universo y de cada ser vivo o inerte, llámese: planta, humano, animal o polvo de estrellas.
Han sido 5 años de cuestionarme fuertemente cada cosa que daba por sentada (esa parte no ha sido nada fácil), desde lo que hay en mi plato, los zapatos que traigo hasta mis propias creencias de “como deben o deberían ser las cosas”. Y he descubierto una gran valentía al permitir entrar otros criterios, conceptos, hábitos, prácticas y pensamientos. No ha sido tan, tan fácil, porque muchas veces me he querido quedar con lo más sencillo de hacer, pero he tenido que plantar cara y decir “¡No!. Sé que hay algo mejor. Sé que se puede hacer mucho más”.
Este 2017 lo que me ha traído es comprender que el viaje de la vida no se trata de encontrarme a mi misma, si no de construirme y reconstruirme todos los días para evolucionar. Y hasta justo hace un par de años descubrí que todos hemos nacido con un Propósito/Don muy grande, pero para descubrir ese don a veces hay que cuestionar el “status quo”, porque sin ese paso poco o nada podemos hacer para llegar a esa evolución.
Sé que hacer un cambio puede ser difícil, pero solo lo es al principio, porque una vez que lo integras se vuelve todo más claro, simple, práctico. Al menos esas son las cosas en las que yo creo y la meta que persigo en mi vida: lo bonito de llevar una vida de simpleza. No me imagino una vida en la cual constantemente esté agotada física o mentalmente por alcanzar una perfección inexistente o hacer una auditoría de cada decisión que tomo. Sí, sé que las cosas siempre pueden mejorar, pero eso no significa que deba ser difícil y agotador. Por eso te decía al principio que el cambio requiere tiempo, practica, amor, paciencia, ingenio, ganas y toneladas de curiosidad… porque sí o sí pasarás por un umbral de cuestionamiento, búsqueda y quizá un poco de incomodidad… hasta que llegues a la adaptación… pero una vez que logres llegar a ese punto la vida será mucho más simple y significativa… hasta que llegue el momento de hacer el siguiente cambio, porque así es el mundo, siempre va cambiando y nosotros tenemos que seguirnos adaptando.
Esto de la sostenibilidad es un reto, no lo niego, pero los retos son buenos, te mantienen vivo, creativo, activo, con un propósito. Definitivamente crear estos cambios tan bonitos y contártelos me hace sentir que lleno a mi vida de sentido… que es como, si llenara a la vida de vida 🌈.
He comenzado a comprender que las personas más felices no son necesariamente las tienen las mejores cosas, sino las valoran las que tienen, y que lo que hacemos en nuestra vida tiene un eco en la eternidad 💕.
Namasté.

(329 Posts)