SAL BUENA, SAL MALA.

Sal

Comencemos por hablar de lo importante que es la sal para el ser humano. La sal, ha sido usada por miles de años para potenciar el sabor de los platillos, incluso para conservar alimentos pues tiene propiedades que ayudan a que ese alimento en concreto no conserve agua, evitando también que se reproduzcan microorganismos y, es tan esencial que incluso fuimos creados con papilas gustativas específicas para detectar este sabor… Simplemente basta con saber que nuestra sangre contiene cloruro sódico… es decir, sal, así tal cual… por lo tanto la necesitamos para sobrevivir y para que nuestro organismo funcione apropiadamente.

En la composición de la sal encontramos 3 minerales esenciales que son indispensables para la salud del ser humano.

1. Sodio:

El Sodio se absorbe en el intestino delgado y de ahí es llevado a los riñones donde se infiltra y regresa a la sangre para mantener los niveles apropiados. Todo líquido corporal contiene sodio, el cual es un electrolito esencial que lleva a cabo muchos procesos bioquimicos en el cuerpo, como por ejemplo: Mantener el correcto balance de líquidos en el organismo y, esto es gracias a que el agua sigue a la sal, por lo tanto si el cuerpo no obtiene sal o ese sodio, el agua no puede ser utilizada por nuestro cuerpo para hidratar a las células, con lo cual llegaríamos a la deshidratación, y siendo que el cuerpo humano es en su mayoría agua, el mantener una correcta hidratación no solo nos mantiene sanos, sino que sin ella simplemente la vida no sería posible. El sodio también influye en el correcto funcionamiento de la glándula suprarrenal, regula el volumen de la sangre de nuestro cuerpo, regula la actividad del sistema nervioso (es decir controla nuestros impulsos nerviosos), la relajación y contracción muscular, y asegura la función y salud del corazón.

2. Cloruro o Cloro:

El cloruro trabaja en equipo o en compuesto con el sodio y el potasio para regular el pH en la sangre y el paso de los fluidos a través de las membranas celulares. El cloruro es la base del ácido clorhídrico que necesita nuestro estomago para digerir los alimentos. Y este mineral también activa nuestras enzimas y es necesario para el correcto crecimiento y funcionamiento del cerebro. También mantiene en buen estado nuestros tendones y nos ayuda a depurar el hígado.

3. Yodo:

El yodo es necesario para muchos procesos bioquímicos. Nuestro cuerpo absorbe al yodo en el tracto intestinal y es transportado por el torrente sanguíneo hasta llegar a la glándula tiroides para ser almacenado y utilizado en la producción de hormonas, para la metabolización de las grasas, el desarrollo mental, la función muscular, la producción de hormonas sexuales, influye en nuestra función tiroidea, ayuda a regular y sintetizar el colesterol. Está presente en las fases de crecimiento y desarrollo del organismo. Ayuda a que nuestro organismo queme el exceso de grasa. Participa en el funcionamiento de tejidos nerviosos y musculares. Participa en el sistema circulatorio y es necesario para la correcta metabolización de los nutrientes en general.

Siendo la sal tan importante para nuestra salud, también lo es que elijas la fuente correcta, y justamente esta clase va a orientarte para saber elegir. Así que hablemos de la sal refinada y la sal saludable.

La sal refinada se produce originalmente a partir de sal marina. Comienza como un “alimento real” y rápidamente se convierte en una “sopa química”, ya que por desgracia en el proceso de elaboración le fueron retiradas todas sus propiedades. Esto sucede ya que se suelen utilizar una serie de aditivos, (incluyendo el aluminio) para secar y calentar a temperaturas de 1.200 grados farenheit con lo cual se altera su estructura química. En el proceso el Yodo es eliminado y este se sustituye por yoduro de potasio en cantidades que resultan potencialmente tóxicas ya que el cuerpo no puede metabolizar estos minerales artificiales. Posteriormente a la sal también se le añade fluor artificial que debilita tus huesos y aminora la función toroídea, después se estabiliza con dextrosa, sí, con azúcar, la cual es peligrosa para el hígado y el páncreas. El tema es que la dextrosa estabiliza la sal refinada pero la vuelve de un color morado, lo cual obliga a que esta deba ser blanqueada con otro tanto de químicos riesgosos para la salud. A la sal se le pueden agregar otros 18 componentes o aditivos como: el carbonato cálcico , aluminato de silicio sódico, ferrocianuro de sodio, citrato verde de amoníaco férrico, prusiato amarillo sódico y el carbonato de magnesio. Entonces, el producto final no es sal, si no una sopa química con sabor salado que llevará a tu cuerpo a enfermarse.

RIESGOS RELACIONADOS AL CONSUMO DE SAL:

– Riesgo de desarrollar eventos cardiovasculares y enfermedades crónicas debido a la presión arterial elevada.
– Riesgos de arteriosclerosis.
– Retención de líquidos
– Diabetes
– Gota
– Obesidad
– Riesgo de sobre-yodación que causa problemas tiroideos, como trastornos autoinmunes, dolores de cabeza y desbalance hormonal.
– Alzheimer
– Disfunción neurologica
– Presión arterial elevada
– Hipertiroidismo
– Problemas de fertilidad.
– Produce nitratos en el estomago, las cuales son sustancias cancerígenas muy agresivas que incluso forman tumores en loa órganos.

Pero el tema con la sal refinada no se limita solo a al tipo de sal que elegimos para tener en casa, si no que en su mayoría, hasta un 87% la consumimos a través de alimentos altamente procesados

La sal refinada o el cloruro de sodio refinado, es ampliamente utilizado por la industria alimentaria, porque tiene propiedades saborizantes o potenciadores de sabor, conservantes, estabilizantes, gelificantes, espesantes, etc. Este elemento es contenido en abundantes cantidades, por eso es muy riesgoso consumir este tipo de alimentos altamente procesados porque la toxicicidad en ellos es muy elevada, entonces los riesgos mencionados hace un momento son exponencialmente mayores que si solo consumiéramos sal refinada para salar los alimentos que elaboramos en casa. Es muy importante que te cuestiones si de verdad vale la pena meter esos productos de estantería del supermercado a tu casa, a tu cuerpo y al cuerpo de tu familia.

Siendo que la sal esta oculta en muchos alimentos altamente procesados, es importante es que conozcas los diferentes nombres que recibe la sal refinada, así que si te interesa, puedo enviarte la lista por mensaje. Sólo debes comentar en el post de instagram o facebook que te interesa y te lo envío por mensaje privado.

Continuando con el tema, esta sal refinada es la razón por la cual se ha demonizado el consumo de sal, y si bien tampoco se trata de comerla a cucharadas, sí existe una opción natural que no solo dará gran sabor a nuestros platillos, si no que además supone un gran beneficio para nuestra salud. Así que hablemos de la sal buena.

La mejor sal que puedes consumir es la sal de mar sin refinar.
La sal marina o sal de mar se obtiene de forma natural tras un proceso de evaporación del agua de mar. Usualmente se encuentra en las salinas marinas que se encuentran cercanas a las zonas de costa y, que tras almacenar el agua del mar en las piscinas de sal, los efectos del sol y el viento realizaran la evaporación del agua de manera natural, quedando los cristales de sal y es así como debería llegar a nuestra mesa. Es importante que recuerdes que para que obtengas todos los beneficios que a continuación mencionaré, es importante que elijas la versión orgánica, sin refinar, no yodada ni flourada.

Existen diferentes tipos de sal de mar, y es posible que de pronto leas o escuches sobre los beneficios de una u otra, pero todas son sal de mar, solo que de diferentes tipos de los cuales hablaremos a continuación:

Sal rosa del Himalaya:

Este tipo de sal es la más pura disponible en el planeta, de hecho su historia se remonta a la creación de la Tierra y se cree que está compuesta de restos secos del mar original. Se le conoce como “oro rosa” pues contiene 84 elementos nutricionales y su composición suele coincidir con el espectro mineral del cuerpo. Es debido a la increíble carga de nutrientes, que las medicinas tradicionales y milenarias así como la medicina funcional la recomiendan para mejorar la salud. Toma en cuenta que es un producto que está resonando mucho y que existen sales rosas falsas, es importante que antes de adquirirla confirmes que sea sal rosa del Himalaya y que tenga el sello de certificación de la USDA.

Sal celtica:

Este tipo de sal tiene un color blanco grisaceo y se obtiene de la misma forma. Se deja evaporar el agua por medio del sol y el viento, solo se tiene cuidado de no usar metales en su proceso para que esto no cambie o afecte su estructura. También contiene 84 elementos nutricionales y su composición suele coincidir con el espectro mineral del cuerpo, es decir que es muy similar a nuestros fluidos corporales.

Además de la sal rosa del Himalaya y la Celtica, existen otros tipos de sales de mar como la sal hawaiana, italiana, kosher, en escamas y todas son sales saludables que comparten las mismas propiedades nutrimentales. Así que hablemos de los beneficios de la sal de mar, sea cual sea su tipo, eso sí, todas deben ser sin refinar.

BENEFICIOS DE LA SAL:

– Nos provee de energía muscular
– Interactua con la correcta contracción y ralajación muscular
– Aumentan nuestra capacidad inmunológica
– Nos provee de un correcto balance de electrolitos
– Promueve el balance correcto de las hormonas sexuales
– Provee de energía a nuestras células.
– Promueve la salud cadiovascular
– Regula las funciones del sueño
– Regula nuestra presión arterial
– Alcaliniza el organismo
– Balancea nuestros niveles de azúcar en sangre
– Promueve un correcto balance en nuestras funciones cerebrales
– Contiene 82 minerales necesarios para nuestra salud
– Es vital para comunicación de las células.
– Promueve el correcto funcionamiento de nuestras glandulas endocrinas.
– Regula nuestros fluidos corporales
– Ayuda a la hidratación de nuestras células
– Promueve el correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso.
– En el baño, ayuda a combatir la fatiga, el estrés y el cansancio acumulado después de una dura jornada de trabajo o de cualquier tipo de esfuerzo, haciendo que nuestro cuerpo se relaje y revitalice.
– Previene la aparición de varices y las venas de araña en las piernas y muslos.
– Reafirma la estructura del esqueleto y le aporta dureza a los huesos. La osteoporosis aparece ante la carencia de sal, ya que si el cuerpo necesita más sal de la que se le aporta, la extrae de los huesos.
– Tiene gran efecto bactericida y antibiótico.
– Es un antihistamínico natural, antialérgico.
– Ayuda a eliminar infecciones recurrentes.
– Es importante en la absorción de nutrientes a través del tracto intestinal.
– Elimina los ácidos tóxicos como el ácido úrico o ácido láctico.

Ahora conoces los riesgos de la sal refinada (que en realidad no es sal sino un montón de químicos carentes de nutrientes y que arriesga nuestra salud) y también conoces la importancia de la sal para el correcto funcionamiento del organismo, las fuentes saludables de esta y que sin ella la vida simplemente no sería posible. Ahora hablemos de la cantidad ideal.

Según datos de La Organización Mundial de la Salud, se recomienda consumir menos de 5 gr. de sal diarios, lo cual es equivalente a una cucharita de té. Este consumo puede depender de varios factores como el clima, la actividad física ya que por el sudor perdemos electrolitos que deben ser repuestos, también influyen factores como la edad y el sexo. Pero no solo obtenemos sal de la sal, pues el agua y los alimentos que ingerimos ya contienen sal de forma natural, es por eso que la Organización mundial de la salud también recomienda que usemos en los alimentos de 2-3 gr. de sal al día, es decir que cuando uses sal para dar sabor a tus platillos la consumas en moderación. Es importante que recuerdes que si haces deporte, sudas o sometes los músculos a un gran esfuerzo, tendrás una mayor necesidad de sal. También que los alimentos altamente procesados suelen exceder hasta en un 200% la ingesta diaria de sal recomendada.

Espero que esta información te haya resultado esclarecedora y sobre todo, que te permita hacer elecciones más saludables.

Que tengas un hermoso día.
Namasté.

(109 Posts)